¿Cómo empezar a comer más saludable?

¿Cómo empezar a comer más saludable?

Hacer al cambio hacia una vida más saludable puede parecer intimidante. Por eso es importante recordar que lo que es “saludable” puede verse muy diferente para distintas personas. Lo más importante es prestarle atención a nuestro cuerpo y evitar las comidas procesadas lo más posible.
Pero, si aún te quedan dudas, aquí tienes tres tips para comenzar a comer más saludable en tu día a día.

Encuentra un balance que funcione para ti

La clave es la consistencia, no la perfección. Si encuentras una rutina en la que logres comer saludable la mayoría de las veces y mantenerte relativamente activo, síguela. Lo que no puedas mantener con el tiempo nunca será la solución. Tu estilo de vida tiene que ser sostenible para ti y nadie más.
Esto también incluye no dejarse influenciar por los demás. Si crees necesitar ayuda, consulta a un médico nutricionista sobre cómo mejorar tu alimentación. Pero seguir la última dieta en tendencia nunca es un buen primer paso. Ningún régimen alimenticio funciona para todos por igual.

Come a tu ritmo

Si estar muchas horas sin comer te pone de mal humor, hay más posibilidades de que compenses comiendo de más. Puedes agregar una merienda entre comidas si es necesario.
De la misma forma, si sientes que te estás forzando a comer en el desayuno, tal vez no lo necesitas. Lo importante es prestar atención a cómo nos afectan nuestro hábitos, y hacer ajustes donde sientas que puedes mejorar.

Comienza con lo más simple

Comer saludable no significa preparar platillos gourmet en cada comida. Lo simple puede ser igualmente delicioso. Para empezar, agrega algunos ingredientes básicos a tu plan de comidas: frutas, verduras, granos, legumbres y frutos secos ¡Agrégalos también a los snacks! Las frutas y frutos secos son excelentes para las meriendas. Si te sientes perdido, busca recetas nuevas que incorporen estos alimentos.